domingo, 2 de junio de 2013

El mayor reconocimiento para un escritor es que te lean


Por KARINA ZAMATA HUANCA
 
El talento del escritor moqueguano Darwin Bedoya, radicado en Juliaca, le permitió obtener el Premio internacional Copé en el año 2011; según cuenta, el jurado calificó la complejidad en la construcción de la estructura textual de su obra “El libro de las sombras”. Lo encontramos motivando a nuevos valores de la literatura puneña, aquí un extracto de la conversación.
 
 
¿Cómo surge la idea de crear un libro, que te llevó a ganar el premio internacional Copé?

Empecé a trabajar en él hace siete años atrás, mi inspiración en ese entonces fue la muerte de mi abuelo, a quien lo envenenaron, un hecho muy doloroso e injusto, por esa razón quise revivirlo con mis poesías narradas mezcladas con algo de ficción.

¿Darwin Bedoya hace cuánto tiempo se encuentra inmerso en el mundo de la literatura y cuál es su inspiración para crear?

La verdad perdí la noción del tiempo, pero imagino que son más de 20 años escribiendo poesías y cuentos andinos, y mi principal inspiración fueron los relatos de mis abuelos, quienes me transmitían esas leyendas de sirenas, fantasmas, entre otras cosas.

Crear un libro imagino que no es fácil...

La verdad no, es como criar un hijo al que ves nacer, crecer y madurar, el mismo que cuando ya está listo, le toca recorrer el mundo, para transmitir parte de nuestra realidad.

¿Cómo se siente un escritor frente a la problemática de la falta de lectura dentro de nuestra sociedad?

Mal, porque sientes como un vacío; la realidad es que la gente no lee, ya que más del 81% de escolares no comprenden su lectura, eso quiere decir que no son motivados y no tienen técnicas, por ello creo que los escritores debemos propiciar la lectura con nuevas estrategias.

¿Quién crees que es el responsable de este problema?

Las autoridades, ya que ellos tienen en sus manos la posibilidad de hacer muchas cosas y no las hacen, pese a que cuentan con un determinado presupuesto.

Un caso es la biblioteca municipal, ¿cómo la observas?

Hace poco yo fui a la biblioteca y encontré libros nuevos que nunca habían sido tocados, también hallé textos llenos de telas de araña; en fin, de igual forma me doy con la sorpresa de que no hay libros actualizados y si los hay no tienen nivel.

¿Cómo solucionar este problema, qué propones tú?

Primero creo que debería publicarse los Populibros, donde estén los autores más reconocidos por su trabajo, segundo establecer precios mínimos a los libros y que las bibliotecas municipales no sean tan estrictas, porque cuando una persona quiere pedir un texto, le piden una serie de requisitos.

Ahora ¿qué te proyectas como escritor?

Mira, a lo largo de mi carrera como escritor, ya he publicado alrededor de 10 libros, y hace unos días acabo de concluir otro libro que muy pronto lanzaré al mercado, un título tentativo de ese trabajo es “Hotel Sajra”, ya que la obra trata del mundo religioso, como lo relacionado a la Virgen de la Candelaria.

Después de haber ganado el premio internacional Copé, ¿cuál es tu aspiración?

En realidad no tengo una aspiración, yo diría que ganar ese premio fue una suerte, ya que no todos los días se presentan concursos en los géneros que trabajamos.

¿Cuál es el mayor reconocimiento para un escritor?

Creo que el mayor reconocimiento no son los premios, al menos para mí es algo secundario, pero el hecho que te lean y den opiniones al respecto ya sean positivas o negativas, es esencial, lo importantes es que tengan un juicio crítico.

Entrevista publicada en el diario Los Andes 02/06/2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada